Buñuelos de viento, nada mejor para la celebración de Todos los Santos.

Orígenes:

Los judíos sefardíes elaboran desde el siglo X para celebrar la Janucá unos bollos fritos con harina de trigo que denominan bimuelos. La introducción de estos bollos en la celebración de Todos los Santos es una modificación cristiana, por la

cercanía con la Janucá judía. Posteriormente se hicieron muy famosos en Madrid, donde llegaron a ser tan populares como los churros. También se regalan el día de las vírgenes.

Actualidad:

Los buñuelos de viento son bolas de masa elaboradas con harina de trigo, manteca y huevos que resulta ser frita en aceite caliente. La masa suele tener forma de bola. La masa así frita puede llegar a doblar su volumen, es por esta razón por las que se les denomina con el apelativo «de viento» (es decir hinchados).

Nuestros buñuelos de viento están rellenos de nata, crema o trufa. Son un postre que vendemos desde finales de Octubre hasta los comienzos de Noviembre, ya que tradicionalmente se consumen en las celebraciones de todos los santos.

Entradas recientes